¿Quieres ser mi Mula? Perdón, digo, ¿quieres trabajo fácil? Algo así debió sentir Alicia hace tres meses cuando en la página web www.jobtoday.com encontró un anuncio que decía:

Se buscan chicas y chicos responsables honrados con la ideas claras y ganas de un buen ingreso.”

Eran las 20:00. El día de la Guardia parecía que iba terminando, al menos las emergencias del día iban reduciéndose para dar paso a la lentitud de la noche. Huelo a carretera. El ventilador de la moto se pone en marcha para recuperar un poco de aliento. Por fin podemos parar para tomar un café y ordenar, no sólo las ideas, sino los expedientes que he ido acumulando del día. Recuerdo con una sonrisa la frase que más le gusta a la compañera de Bilbao, Maitane Valdecantos(@maivaledeflores)Me dedico al Derecho Penal guarro y al tecnológico“. ¿Derecho Penal guarro? Sí, ese, el de calle, el de traficantes de droga, de yonkies, de peleas de borrachos, de violencia doméstica, navajazos, narices partidas y cejas abiertas… ese es para mí el Derecho Penal guarro, el de cada día. Pero, hay veces que entre tantas escenas de violencia aparece una “pilorita” de Derecho Penal Tecnológico. Así fue anoche.

Estaba en la barra de la cafetería, aún dudando si habría más trabajo o no. Hay veces que me pregunto por qué dudamos. En cuanto me hice esa pregunta volvió a sonar el teléfono:

– Te están esperando en la UCO

– ¿En la UCO? Bien!

La UCO es la Unidad Central Operativa de Policía Judicial de la Guardia Civil. Por demarcación territorial los delitos cometidos se dirigían por los Mossos d’Esquadra pero, si la detención la llevaba a cabo la UCO es que estábamos hablando de ámbito nacional y quizás de un delito tecnológico de Banda Organizada. Así fue. Así es.

Mi clienta es Alicia. Detenida por la UCO en el día de ayer. Supuestamente autora pero más víctima que otra cosa. Adolescente o post adolescente de 21 años. Huérfana. Con vivienda propia pero necesitada, como todos, de sobrevivir económicamente y tirar para adelante. La cara que tiene es para verla. Lleva horas detenida y la cara de espanto y la mirada de un “qué me va a pasar?” es para verla. A veces me alegro de que algunos se lleven sustos como ese porque sabes que no se les va a ocurrir pasar “la línea” de nuevo.

La Agente que nos atiende tiene el rictus propio de quien está delante de un detenido y no quiere empatizar con él. Las pruebas apuntan a ella, es que ha sido ella, claro! Pero víctima de engaño. Ha sido captada como una Mula Digital. ¿Qué es una mula digital?

La Mula Digital

Una “mula” en el tráfico de drogas, es aquella persona que, por una cantidad de dinero consienten en llevar drogas de un lugar a otro a cambio de dinero.

Tal como explicamos para Onda Cero Cantabria: Una “mula” digital es aquella persona que acepta hacer transferencias de dinero de su propia cuenta a las que el delincuente le dice a cambio de una pequeña comisión. La mula digital suele desconocer totalmente de dónde procede el dinero.

En este caso se produce el contacto a través de la página web www.jobtoday.com. En ningún caso, el titular de la página web tiene por qué saber que se está produciendo esta oferta de “trabajo” usando su plataforma. Sólo la denuncia del propio usuario víctima de anuncios como éste, es quien lo puede poner en conocimiento para ser retirado de su propia plataforma.

anuncio-jobtoday-inicio-definitivoEste fue el anuncio inicial en la plataforma en el que se solicita: ” Se busca chicas y chicos responsables honrados con las ideas claras y ganas de un buen ingreso” Este anuncio se publica por un usuario llamado Jose. Para seguir el anuncio, a veces se añade un númer de contacto directamente o se te invita a hablar por chat privado dentro de la misma plataforma.

Alicia optó por preguntar a través del chat privado para ver exactamente de qué tipo de trabajo se trataba.

Alicia pidió más información a través de chat y se la redirigió a un número de teléfono para mantener una conversación por whatsapp en la que se le facilitan más detalles acerca de todo lo que tiene que hacer.

anuncio_definitivoConsiste el trabajo en facilitar un número de cuenta de una Caja y desde la propia, efectuar una retirada de fondos e ingresar a través de cajero automático en una Cuenta Corriente de otro Banco.

Como el propio anunciante dice, no se trata de algo “totalmente legal”. La víctima, en este caso desiste y renuncia a formar parte de esa oferta de trabajo, sin embargo, un amigo suyo sí que la quiere, por lo que la conversación con el delincuente continúa.

dialogo-whatsapp  El trabajo a efectuar consiste en facilitar una cuenta corriente a la cual transferir poco a poco parte del volumen que el mismo delincuente muestra que hay que “blanquear”. Estamos hablando de una cantidad por encima de los 600.000€ y que va a ser “movida” a la cuenta de Alicia en pequeñas cantidades. Por cada dos transferencias que realice a una tercera cuenta, desde la suya propia, Alicia recibirá 300 euros.

cuenta-corrienteSe trata de algo “sencillo”, “fácil”, sin apenas complicaciones. Lo que no estaba previendo Alicia, en este caso, es que la Guardia Civil andaba detrás del rastro del dinero desde hacía tiempo, con la mala suerte que, su participación en esa conversación y la efectiva cesión de su cuenta corriente para que su amigo recibiera el dinero e hiciera de “mula digital”, la iba a implicar en un delito de estafa a gran escala.

Aunque anoche Alicia salió a la calle y pudimos hacer aportación de la documentación que hacía falta para justificar la “inocencia” de esa acción, ahora empieza un periplo judicial de declaraciones y participación en una investigación de la que quizás nos podremos salvar.

No es momento de lecciones. Alicia ya lo ha entendido. Espero que, si estás en una tesitura similar, te lo pienses un poco, sólo un poco. Ahora te vuelvo a preguntar: ¿Quieres ser mi Mula? Te garantizo dinero fácil y una entrada rápida a prisión. ¿Te apuntas? ¿Te apunto?